Pruebas in vivo e in vitro para el diagnóstico de alergia a metamizol en pacientes de un centro médico en Perú

Autores/as

  • David García-Gomero Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Facultad de Medicina San Fernando, Lima
  • Daniel Mendoza-Quispe Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Facultad de Medicina San Fernando, Lima
  • Edgar Matos-Benavides Instituto de Hemaféresis y Terapéutica Celular, Lima
  • Rosario Inocente-Malpartida Instituto de Hemaféresis y Terapéutica Celular, Lima
  • Marco Álvarez-Ángeles Sociedad Peruana de Inmunología, Lima

Palabras clave:

Alergia, Metamizol, Reacción adversa, Punción cutánea, Reacción intradérmica, Prueba de activación de basófilos

Resumen

Antecedentes: El metamizol es un AINE del cual frecuentemente se han reportado reacciones adversas severas. La prueba de provocación oral es el estándar de oro para el diagnóstico de alergia a medicamentos, pero está contraindicada en pacientes con riesgo de anafilaxia. Existe escasa evidencia sobre la utilidad de las pruebas in vivo (punción cutánea, intradermorreacción), in vitro y la prueba de activación de basófilos para el diagnóstico de alergia a metamizol.

Objetivos: Evaluar el rendimiento para el diagnóstico de la prueba cutánea, la intradermorreacción y la prueba de activación de basófilos en pacientes atendidos en una institución de salud del Perú en el periodo 2013-2014.

Métodos: Estudio transversal que incluyó 10 pacientes con historia de alergia a metamizol y 10 controles sanos. Se recogieron datos de la historia clínica y a todos los pacientes se les realizó punción cutánea, intradermorreacción, prueba de activación de basófilos y prueba de provocación oral. Se evaluó sensibilidad, especificidad y área bajo la curva.

Resultados: La edad mediana fue de 23.5 ± 10.5; 45 % de los pacientes tuvo entre 12 y 18 años y 60 % fue del sexo femenino. Se observó que la prueba de activación de basófilos presentó 88 % del área bajo la curva, 75 % de sensibilidad y 100 % de especificidad. La punción cutánea presentó 59 % del área bajo la curva, especificidad de 93.8 % y sensibilidad de 25 %. La intradermorreacción, 69 % de área bajo la curva, sensibilidad de 50 % y especificidad de 87.5 %.

Conclusiones: La prueba de activación de basófilos mostró alta especificidad, sensibilidad y área bajo la curva. La prueba de reacción intradérmica y la punción cutánea comparadas con la prueba de provocación presentaron alta especificidad, pero baja sensibilidad. Este estudio es la primera aproximación al desempeño de estas pruebas en Perú.

Descargas